Headline
Pin It

Widgets

El Comedor de María lanzó el bono contribución pro construcción de salón

El Comedor de María lanzó el Bono Contribución pro construcción de salón. El premio será una moto Motomel 250 donada por el documentalista Luís Soler.
Cabe destacar que la impresión de los Bonos Contribución fue donada por Imprenta Publi Móvil de Rosales y Thorne y su propio titular, Hugo Peralta, fue el encargado de llevar las impresiones a la presentación.
El sorteo de la moto se realizará con la numeración de dichos bonos con la Lotería Nacional Nocturna del día 30 de noviembre del corriente año.
Las dimensiones del comedor serán de unos 54 metros cuadrados (6 por 9 metros) y permitirá que los chicos puedan comer allí. Actualmente las familias llevan las viandas para los más de setenta chicos asistidos, que sumados los adultos superan el centenar de personas.

“Los chicos son mi familia”

María González, visiblemente conmovida por el respaldo de las distintas instituciones y particulares que apoyan este emprendimiento, confió que “estoy muy emocionada porque muchos de los chicos que hace unos diez años atrás hoy rondan los veinte y me tienen como a su abuela. Así todos, somos como una gran familia y ese es el único premio que me llevaré de esta vida, el amor”.
Recordó que “desde los inicios, el comedor tuvo su lugar en los asentamientos y los chicos fueron creciendo y soy parte de su familia y esa es la mayor satisfacción”.
Detalló que “actualmente tengo más de setenta niños a los que les doy la vianda a la noche y cuando tenemos muchos alimentos que no se tienen que vencer, directamente entregamos bolsas de alimentos y en esa semana ya no cocinamos. También atendemos a adultos y entre chicos y grandes son más de cien personas”.
María González agradeció a todos los que colaboran con esta iniciativa de llevar alimentos a quienes lo necesitan. “Si Dios quiere vamos a tener un comedor y ahí los chicos sí que van a tener que venir a comer acá, que compartan entre ellos y que tengan también otras cosas para que crezcan en todo sentido, será una especie de SUM barrial también”, avizoró.
Los interesados en colaborar pueden concurrir a Uani 854 Planta Baja ‘B’, hogar de María o bien llamar a los celulares 15475997 y 15536880. “Vamos a recorrer con la moto por distintos lugares donde también vamos a estar vendiendo los bonos”, comentó María González.
En ese sentido apuntó que “queremos agradecer a Luis Soler que ha donado su moto con la que se desplazaba a veces a la ciudad, como decía la Madre Teresa ‘dar hasta que duela’ nosotros sentimos esta colaboración de este modo: una persona que se desprende de un bien valioso para una causa noble y eso nos enaltece a todos y es un gran ejemplo”.
Explicó que “necesitamos vender estos bonos para tener recursos económicos para muchas cosas, para los planos, los materiales como cualquier construcción, si bien muchas cosas ya nos están colaborando, como la Cooperativa Eléctrica que ya donó el cemento, la Penitenciería que nos va a construir los bloques; Soldasur que abrió una cuenta en su negocio para la compra de materiales ya que nosotros nunca aceptamos dinero; Carrefour, el Rotary Club Río Grande, los magistrados del Poder Judicial, el Juzgado de Ejecución, Daniel Puebla y todo el equipo de Aire Libre FM, Juventud de la Provincia. En fin, son muchos los que nos ayudan y realmente no sé cómo agradecerles su permanente apoyo”.

Un alimento no sólo para el cuerpo, sino también para el espíritu

Carlos Clark, integrante del Club Rotario, confió que “para nosotros es muy importante venir a colaborar con el Comedor de María, lo venimos haciendo desde hace bastante tiempo y esta iniciativa que ha tomado María de construir un lugar donde los chicos puedan estar y disfrutar no solamente de alimentarse, sino de estar en un centro cultural donde puedan también alimentar el espíritu, nos parece muy interesante y estamos dispuestos a seguir colaborando con ella”.
Justamente el Rotary Club Río Grande que preside el ingeniero Mario Ferreyra –Decano de la UTN- es padrino de la biblioteca del comedor y ha donado libros.

“Lo menos que podemos hacer es colaborar”

Por su parte Hugo Peralta, invitó a la comunidad a sumarse adquiriendo estos bonos. “La solidaridad es muy importante y sabemos que Río Grande se caracteriza por ser solidaria, así que descontamos que dentro de poco vamos a ver cristalizado este proyecto muy importante”, dijo el imprentero.
Recordó que “María González desde hace diez años viene con este proyecto, si bien paró por un tiempo, ahora que la crisis vuelve a desnudar las situaciones de vulnerabilidad, ella nuevamente está al pie del cañón al lado de los niños que necesitan y nosotros como ciudadanos lo mínimo que debemos hacer es colaborar”.
“Nosotros nos sumamos para el proyecto de pro construcción de esta sede con nuestro granito de arena”, finalizó.
En tanto Bruno Salotti, director provincial de Gestión y Desarrollo de la Subsecretaría de la Juventud, área del Gobierno de la provincia que desde hace tiempo viene apoyando al Comedor de María, comentó que “nosotros nos estamos sumando a esta nueva propuesta de María González a través de nuestro Voluntariado Joven, siempre nos acercamos porque creemos que el trabajo de María es muy relevante en la sociedad y nosotros desde este proyecto que es el Voluntariado Joven queremos estar presente porque así lo sentimos y entendemos”.
Comentó que esta colaboración en esta oportunidad “será promocionando este bono contribución y ayudar a venderlo para que la sede de este comedor sea una realidad”.

“El sueño de María se va a hacer realidad”

Luis Soler, quien recientemente presentara en el Congreso de la Nación el segundo documental de su autoría ‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta – Una historia de Valientes’, es un entusiasta colaborador del Comedor de María y no dudó en poner un bien de su propiedad como su preciada moto para el premio de este bono contribución. “María tiene este sueño y los que la seguimos y acompañamos lo compartimos y es que tenga el comedor, ese espacio físico que no solo servirá para que los chicos vayan a comer, sino que también sea un SUM donde los pibes del barrio puedan ver películas o documentales educativos y lo más importante que se pueda controlar la salud de los chicos, su percentilado, nutrición y factores de riesgo sanitario por parte de las instituciones competentes”.
Agregó que “María, no tiene un comedor físico para alimentar a los chicos, sí lo que hace es hacer viandas, aunque sabemos que siempre tiene un grupo de chicos con mayor vulnerabilidad al que le da de comer en su casa justamente para garantizar de que se alimenten. Ahora con este comedor que comienza a cristalizarse, muchos chicos podrán compartir con ella que la quieren mucho, máxime que lamentablemente la demanda es mayor, ahora tiene más de 70 niños y ella quiere cerciorarse de que los chicos coman”.
“Los chicos de la Margen Sur son también nuestro futuro y depende de cómo los tratemos y atendamos es lo que vamos a tener en el futuro”.
Uno de los sueños de Soler es que los chicos tengan un salón de proyección y no duda tampoco de disponer para ello su cañón proyector y una pantalla gigante, ambos elementos que serán donados al Comedor de María. “Los chicos tienen que tener su microcine donde estén contenidos de la nieve, de la lluvia, de los fríos en el invierno o los fuertes vientos; que tengan ese recreo de dos horas que los saque de una realidad que no es la mejor que querríamos para chicos de nuestra sociedad”.
Por último manifestó el realizador que “es un sueño colectivo que queremos que se cumpla contando con la solidaridad de los riograndenses que es muy profunda”.
 
Copyright © 2014 Info Sur Tdf